u Guía general sobre el cáncer  (REGRESAR)


u Preguntas frecuentes

 

 

Recursos adicionales

2) Guías para la detección temprana del cáncer de la Sociedad Americana del Cáncer
 

Las siguientes guías de detección del cáncer son recomendadas para aquellas personas que están en un riesgo promedio de contraer cáncer (a menos que sea especificado de otra manera) y sin ningún síntoma específico.

Las personas que tienen un riesgo mayor de contraer ciertos canceres pudieran necesitar un programa de pruebas de detección diferente, tal como el comienzo de las pruebas a una edad más temprana o hacerse las pruebas con más frecuencia. Aquellas personas que tengan síntomas que pudieran estar relacionados con cáncer deben consultar con sus médicos inmediatamente.


Revisiones médicas relacionadas al cáncer
Para las personas de 20 años o más que se hagan exámenes médicos regularmente, una revisión relacionada al cáncer debe incluir asesoría médica y, dependiendo de la edad y el género, podría incluir exámenes para cáncer de piel, tiroides, cavidad oral, nódulos linfáticos, testículos y ovarios, al igual que algunas otras enfermedades además del cáncer.

Se recomienda someterse a pruebas especiales para ciertos cánceres como se indica a continuación.
 

Cáncer del seno
• Se recomienda que las mujeres comiencen a hacerse los mamogramas a partir de los 40 años de edad, y continúen con los mismos cada año siempre y cuando se mantengan en buen estado de salud.
• Los exámenes clínicos de los senos deben ser parte del examen de salud periódico, cada tres años para las mujeres de 20 a 39 años de edad y cada año para las mujeres de 40 o más.
• Las mujeres deben saber cómo sus senos se sienten normalmente y notificar inmediatamente a sus médicos cualquier cambio que surja. El auto examen del seno es una opción para las mujeres después de cumplir 20 años de edad.
• Las mujeres que tienen un alto riesgo (riesgo durante la vida mayor de 20%) deben someterse a una imagen de resonancia magnética (MRI por sus siglas en inglés) junto con un mamograma cada año. Las mujeres a un riesgo incrementado de forma moderada (riesgo durante la vida del 15% al 20%) deben hablar con su doctor sobre los beneficios y limitantes de agregar una prueba de detección con MRI a su mamograma anual. La prueba de detección de MRI anual no se recomienda en mujeres cuyo riesgo de cáncer del seno durante la vida sea menor al 15%.

 

Cáncer del colon y recto
A partir de los 50 años de edad, tanto hombres como mujeres con un riesgo promedio de padecer de cáncer colorrectal, deben someterse a una de las pruebas de detección que se presentan a continuación. En caso de estar disponibles y si usted está en la disposición de someterse a una de estas pruebas más invasivas, se prefieren las pruebas que están diseñadas para encontrar pólipos y cáncer en etapa inicial. Hable con su doctor sobre qué prueba es la más adecuada para usted.

Pruebas para encontrar pólipos y cáncer
• Sigmoidoscopia flexible cada cinco años.*
• Colonoscopia cada 10 años.
• Enema de bario de doble contraste cada cinco años.*
• Colonografía CT (colonoscopia virtual) cada cinco años.*

Pruebas para encontrar principalmente cáncer
• Una prueba anual de sangre oculta en las heces fecales (FOBT, por sus siglas en inglés).*/**
• Prueba inmunoquímica fecal (FIT) cada año.*/**
• Prueba de ADN en las heces fecales (sDNA), intervalo incierto.*

* Si la prueba da positivo, se debe realizar una colonoscopia.
** Para la FOBT o FIT utilizada como prueba de detección, se debe usar el método de muestras múltiples realizado en el hogar. Una FOBT o FIT que se tome en el consultorio médico durante un examen digital del recto no es adecuada para la prueba de detección.


Las personas deben hablar con sus médicos sobre comenzar las pruebas de detección de cáncer colorrectal a una edad más temprana y/o hacérselas con mayor frecuencia, si tiene cualquiera de los siguientes factores de riesgo de cáncer colorrectal:
• Antecedentes personales de cáncer colorrectal o pólipos adenomatosos.
• Antecedentes personales de enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn).
• Antecedentes familiares significativos de cáncer o pólipos colorrectales (cáncer o pólipos en un familiar de primer grado [padre, madre, hermanos o hijos] menor de 60 años o en dos o más familiares de primer grado de cualquier edad)
• Antecedentes familiares conocidos de síndromes de cáncer colorrectal hereditarios, como poliposis adenomatosa familiar (FAP) o cáncer del colon hereditario no asociado a poliposis (HNPCC).
 

Cáncer cervical (cuello uterino)
• Todas las mujeres deben comenzar las pruebas de detección del cáncer del cuello uterino tres años después de haber comenzado las relaciones sexuales (coito), pero no más tarde de los 21 años de edad. La prueba de detección se debe realizar anualmente junto con la prueba normal de Papanicolaou, o cada dos años si se usa la prueba más moderna del Papanicolaou en líquido.
• A partir de los 30 años de edad, las mujeres que hayan tenido tres pruebas consecutivas con resultados normales pueden hacerse las pruebas cada dos a tres años. Otra opción razonable para las mujeres mayores de 30 años consiste en hacerse las pruebas cada tres años (pero no con más frecuencia) ya sea con la prueba convencional de Papanicolaou o Papanicolaou en líquido, más la prueba HPV DNA. Las mujeres que tengan ciertos factores de riesgo, tales como la exposición a dietilestilbestrol (DES) antes del nacimiento, infección con el VIH (HIV en inglés), o un sistema inmunológico débil debido a transplante de órgano, quimioterapia, o uso prolongado de esteroides deben continuar las pruebas de detección anualmente.
• Las mujeres de 70 años o más, que hayan tenido tres o más pruebas de Papanicolaou consecutivas con resultados normales, y que no hayan tenido ninguna prueba con resultados anormales en los 10 años anteriores, pueden dejar de hacerse las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino. Las mujeres con antecedentes de cáncer del cuello uterino, exposición a dietilestilbestrol (DES) antes del nacimiento, infección con VIH, o un sistema inmunológico débil deben continuar las pruebas de detección mientras estén en buen estado de salud.
• Las mujeres que se hayan sometido a una histerectomía total (extirpación del útero y del cuello uterino) puede que dejen de hacerse las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino a menos que la cirugía se haya hecho como tratamiento de precáncer o de cáncer del cuello uterino. Las mujeres que hayan tenido una histerectomía sin la extirpación del cuello uterino deben seguir las guías anteriores.
 

Cáncer del endometrio (uterino)
La Sociedad Americana del Cáncer recomienda que, al momento de la menopausia , toda mujer debe informarse sobre los riesgos y síntomas de cáncer del endometrio y se les exhorta insistentemente a que le informen a su médico si tienen cualquier sangrado o manchado inesperado. Para las mujeres que tienen o que están en alto riesgo de tener cáncer hereditario del colon no debido a poliposis (HNPCC) se les debe ofrecer una prueba anual de detección de cáncer endometrial con una biopsia endometrial a partir de los 35 años de edad.
 

Cáncer de Próstata
Tanto la prueba de sangre del antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés) como el examen digital del recto (DRE) deben ofrecerse anualmente, comenzando a la edad de 50 años, a los hombres que tengan una expectativa de vida al menos 10 años. Los hombres en alto riesgo (hombres de raza negra y hombres con un historial familiar significativo de uno o más parientes de primer grado [padre, hermanos] diagnosticados con cáncer de próstata antes de los 65 años) deberán comenzar las pruebas a la edad de 45 años. Los hombres a un riesgo aún mayor, debido a muchos parientes de primer grado afectados a una edad temprana, pueden comenzar las pruebas a los 40 años de edad. Dependiendo de los resultados de la prueba inicial, podría ser no necesaria la realización de más pruebas hasta los 45 años.

A todos los hombres se les debe proveer información sobre lo que se conoce y lo desconocido en relación con los beneficios, las limitaciones y las desventajas de la detección temprana y el tratamiento del cáncer de la próstata para que puedan tomar una decisión fundamentada sobre las pruebas.

A los hombres que les piden a sus médicos que tomen la decisión por ellos se les deben realizar las pruebas. Desalentar someterse a las pruebas no es apropiado así como tampoco sugerirla insistentemente.

>>> REGRESAR A LA GUÍA GENERAL SOBRE EL CÁNCER