u Lo básico sobre el cáncer (REGRESAR)

u ¿Qué es el cáncer?

 

u Tipos de cáncer
 

u Causas del cáncer
 

u Síntomas del cáncer
 

u Diagnóstico del cáncer
 

u Tratamiento del cáncer
 

u Prevención del cáncer

 

 

 

 

 

 :: ¿Qué es el cáncer? ::  
El cáncer no es simplemente una enfermedad. Es una familia grande y compleja de malignidades que puede afectar virtualmente todos los órganos del cuerpo. El cáncer mata a uno de cada cuatro estadounidenses, superado sólo por las enfermedades del corazón como la principal causa de mortalidad en el país. Todos los años se diagnostican más de 1.2 millones de nuevos casos, la mitad de ellos afectando los pulmones, la próstata, las mamas, el colon y el recto. El cáncer puede atacar a cualquier edad, a pesar de que es más común en las personas mayores de 50 años.

El cáncer comienza en las células del cuerpo las cuales se dividen y multiplican constantemente para reemplazar a las células viejas y dañadas. Algunas veces, las células comienzan a dividirse innecesariamente formando tejido en exceso conocido como un tumor. En la mayoría de los casos los tumores son benignos, lo que significa que no son cancerosos. Los tumores benignos, a pesar de que pueden causar algunos problemas de salud dependiendo de su tamaño y ubicación, no amenazan la vida.

Sin embargo, si una célula anormal empieza a dividirse, eventualmente forma un tumor maligno o canceroso. La mayoría de los tumores malignos crecen con bastante rapidez, invadiendo órganos y tejidos cercanos. Las células cancerosas también pueden viajar a través del torrente sanguíneo a otras regiones del cuerpo. Cuando el cáncer se propaga a partir de su sitio original el proceso se llama metástasis.

La buena noticia es que las tasas de mortalidad por cáncer han disminuido en los últimos años, especialmente entre los hombres quienes generalmente experimentan tasas más elevadas que las mujeres. La mayor toma de conciencia por parte del público ha dado como resultado que más personas realicen exámenes de detección de cáncer con regularidad y que adopten estilos de vida más saludables para reducir sus riesgos.

>>> REGRESAR A LO BÁSICO DEL CÁNCER

 :: Tipos de cáncer ::  
Hay muchos y diferentes tipos de cáncer. Varios factores, incluyendo la ubicación y cómo aparecen las células cancerosas bajo el microscopio, determinan cómo se diagnostica el cáncer. Por ejemplo, hay varias formas de cáncer de mama, clasificado de acuerdo al lugar donde los tumores se originan dentro de la mama y a sus tendencias a invadir órganos y tejidos vecinos. Todos los cánceres, sin embargo, caen dentro de una de cuatro categorías amplias.

Los carcinomas son tumores que comienzan en los tejidos que recubren los órganos del cuerpo. Cerca del 80% de todos los casos de cáncer son carcinomas.

Los sarcomas son tumores que se originan en los huesos, músculos, cartílagos, tejido fibroso o adiposo (graso).

Las leucemias son cánceres de la sangre o de los órganos generadores de la sangre.

Los linfomas afectan el sistema linfático, una red de vasos y ganglios que funciona como el filtro del cuerpo. El sistema linfático distribuye nutrientes a la sangre y a los tejidos, y evita que las bacterias y otros "invasores" extraños entren en el torrente sanguíneo. Hay más de 20 tipos de linfoma.

 

>>> REGRESAR A LO BÁSICO DEL CÁNCER
 

 :: Causas de cáncer ::  
La gran mayoría de los cánceres –cerca del 80%- son considerados esporádicos, es decir que no hay una causa clara. Por alguna razón, ciertos genes normales empiezan a mutar (cambiar), multiplicándose rápidamente y volviéndose malignos. Hay varias influencias ambientales que pueden causar estas mutaciones genéticas. En realidad, muchos cánceres son evitables porque la mayoría de estos factores pueden controlarse eligiendo estilos de vida saludables.
Las causas ambientales del cáncer incluyen:
• Edad: el cáncer es más común entre gente mayor de 50 años.
• Dieta: las dietas con alto contenido de grasa y colesterol son factores de riesgo comprobados en varios tipos de cáncer, particularmente el de colon.
• Obesidad: a pesar de que no se ha establecido un enlace claro, la investigación indica que la obesidad puede ser un factor contribuyente en algunos cánceres.
• Los cigarrillos aumentan considerablemente el riesgo de cáncer del pulmón, aún entre los no fumadores que son forzados a inhalar el humo de otros fumadores. Otros productos que contienen tabaco, como fumar en pipa y tabaco para mascar, están vinculados con los cánceres de la boca, lengua y garganta.
• La exposición prolongada a productos químicos como el amianto (asbesto), radón y benceno
• La exposición a altos niveles de radiación
• Los nocivos rayos ultravioletas del sol están vinculados directamente con el melanoma y otras formas de cáncer de la piel
• Algunos virus, incluyendo el de la hepatitis B y C, los del papiloma humano (HPV, sigla en inglés) y el virus Epstein-Barr, que causa mononucleosis infecciosa, han sido asociados con un mayor riesgo de cáncer
• Las enfermedades del sistema inmunitario, como el SIDA, pueden hacer que uno sea más susceptible a ciertos cánceres
 

El otro 20% de los cánceres es hereditario. Esto significa que el gene anormal responsable del cáncer es transmitido de padres a hijos, representando un riesgo mayor para ese tipo de cáncer en todos los descendientes de la familia. Sin embargo, el hecho de que alguien tenga un gene que causa el cáncer no quiere decir que esa persona automáticamente vaya a contraerlo. Si hay sospechas sobre cáncer hereditario los familiares deberían considerar asesoramiento y exámenes genéticos para determinar sus riesgos. Se recomiendan los exámenes de detección de cáncer con regularidad para las familias con alto riesgo; de esta manera, si el cáncer aparece, será diagnosticado en las fases iniciales cuando responde mejor al tratamiento.


Las señales de cáncer hereditario incluyen:
• Varios familiares con cáncer
• Cánceres que ocurren antes de la edad normal
• Cánceres múltiples o bilaterales: por ejemplo, una persona con cáncer de mama que contrae también cáncer de ovario
• Tipos de cánceres raros o inusuales
• Orígenes étnicos: algunos cánceres son más comunes entre ciertos grupos de la población

 

>>> REGRESAR A LO BÁSICO DEL CÁNCER
 

 :: Síntomas del cáncer ::  

Lamentablemente, muchos tipos de cánceres no producen ningún síntoma obvio ni causan dolor hasta que están bien avanzados. Debido a que los síntomas del cáncer en su fase inicial suelen ser sutiles, a menudo los síntomas son confundidos con otros de enfermedades menos amenazantes. Estas son las señales de aviso del cáncer:

• Cambios en los hábitos de evacuación del intestino y la vejiga
• Una herida que no cicatriza
• Sangrados o secreciones inusuales
• Engrosamiento o formación de un bulto en la mama o en cualquier otra parte del cuerpo
• Indigestión o dificultad para tragar
• Un cambio obvio en una verruga o lunar
• Tos o afonía persistente


Algunos síntomas son específicos de ciertos tipos de cánceres, como dificultad para orinar en el cáncer de próstata o síntomas parecidos a la gripe en las leucemias agudas. ¡No tenga miedo de hablar sobre síntomas inusuales con su médico! Se dispone de exámenes de diagnóstico para los cánceres más comunes. Con un diagnóstico precoz, sus posibilidades de sobrevivir el cáncer aumentan mucho.

 

>>> REGRESAR A LO BÁSICO DEL CÁNCER

 

 :: Diagnóstico del cáncer ::  
Hay una amplia gama de métodos de diagnóstico del cáncer. A medida que los investigadores aprenden más sobre los mecanismos del cáncer, se desarrollan nuevas herramientas de diagnóstico y se refinan los métodos existentes. Si su médico primario sospecha la presencia de cáncer, él puede ordenar algunos exámenes para confirmar el diagnóstico. Estos exámenes pueden ser realizados por su médico o por oncólogos en centros de cáncer como el M. D. Anderson. Independientemente de quien realice el diagnóstico, se recomienda firmemente obtener una segunda opinión de un experto en cáncer. Algunos tipos de cáncer, particularmente los linfomas, pueden ser difíciles de clasificar, aún para un experto. La identificación precisa del cáncer permite a los oncólogos elegir el tratamiento más efectivo. Los métodos de diagnóstico más comunes incluyen:

 

Biopsia: se obtiene quirúrgicamente una pequeña muestra de tejido que se examina bajo un microscopio para determinar la presencia de células cancerosas. Dependiendo de la ubicación del tumor, algunas biopsias pueden realizarse como paciente ambulatorio, sólo con anestesia local. Si el tumor está lleno de fluido se emplea un tipo de biopsia llamada aspiración con aguja fina. Se introduce una larga y fina aguja directamente en el área sospechosa para retirar muestras de fluido para examinarlas.

 

Endoscopía: se inserta un tubo de plástico flexible, con una pequeña cámara en la punta, en las cavidades del cuerpo y los órganos, permitiendo que el médico vea las áreas sospechosas. Hay muchos tipos de instrumentos, cada uno diseñado para ver áreas particulares del cuerpo. Por ejemplo, un colonoscopio se usa para detectar crecimientos dentro del colon y un laparoscopio se usa para examinar la cavidad abdominal.

 

Diagnóstico con imágenes: se emplean varias técnicas para producir una foto interna del cuerpo y sus estructuras. Los tipos de métodos con imágenes incluyen:

 

Análisis de sangre: algunos tumores liberan sustancias llamadas marcadores de tumores que pueden ser detectadas en la sangre. Un análisis de sangre para detectar cáncer de próstata determina la cantidad del antígeno específico de la próstata (PSA, sigla en inglés). Niveles de PSA superiores a los normales pueden indicar la presencia de cáncer. Recientemente se ha puesto a disposición un análisis de sangre para detectar el cáncer de ovario conocido como CA-125. Sin embargo, los análisis de sangre por sí mismos pueden ser no concluyentes y otros métodos deberán usarse para confirmar el diagnóstico.

 

>>> REGRESAR A LO BÁSICO DEL CÁNCER

 

 :: Tratamiento del cáncer ::  

Hay cuatro tipos principales de tratamiento de cáncer: la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia y la inmunoterapia. Estas terapias pueden ser usadas solas o combinadas entre sí. La ubicación, el tamaño y la fase del tumor, además de su salud en general, determinan que tratamiento o tratamientos recibirá usted. Muchos nuevos tratamientos, incluyendo vacunas contra el cáncer y terapia genética, están siendo investigadas en los estudios clínicos.

Los pacientes en el M. D. Anderson son tratados por un equipo de especialistas diseñado para satisfacer las necesidades individuales del paciente. El equipo puede incluir un oncólogo, un cirujano, un radiólogo oncólogo, un patólogo y otros profesionales de la salud. Este enfoque multidisciplinario del cáncer fue aplicado por primera vez por el M. D. Anderson.

 

Métodos actuales para el tratamiento del cáncer:

 

>>> REGRESAR A LO BÁSICO DEL CÁNCER

 

 :: Prevención del cáncer ::  
Hasta un 85% de los cánceres pueden prevenirse si se evitan los factores de riesgo ambientales como el fumar, la exposición al sol, el abuso del alcohol y la mala nutrición. Por supuesto que cosas como la edad, la raza, el sexo y la historia familiar no pueden alterarse, pero conocer su riesgo personal de cáncer puede ayudarle a crear una estrategia de prevención que incluya regularmente exámenes de detección y un estilo de vida saludable. Tener uno o más factores de riesgo de cáncer no quiere decir que usted vaya a contraerlo. En realidad, mucha gente considerada de alto riesgo nunca contrae cáncer mientras que otros sin factores de riesgo conocidos se enferman.
 

>>> REGRESAR A LO BÁSICO DEL CÁNCER